Lentejuelas

Las lentejas no vienen de serie con chacinas, hay vida -y recetas de legumbres-  más allá del chorizo y como ejemplo aquí va una receta diferente de lentejas.

Ingredientes:

– Lentejas

– Cebolla

– Ajo

– Zanahorias 

– Espinacas

– Jengibre fresco

– Cominos

– Cilantro

– Semillas de cilantro molidas

– Pimentón

– 2 huevos de codorniz.

Las lentejas son una legumbre con mucho sabor, intenso, tanto que en ocasiones “fagocita” el resto y por eso solemos poner ingredientes que destaquen como p.ej. chorizo  que rompan con esa monotonía terrosa. 

Podemos romper esa monotonía con intensidad o con diferencia. 

Otra opción muy extendida es la de las lentejas con verdura, pero el resultado, al menos para mi, es tremendamente aburrido, monótono y lleno de texturas casi desagradables como el calabacín muy cocido.

Una buena manera de contrastar la omnipresencia del sabor de la lenteja es incluir en su preparación sabores frescos.

Ponemos una cucharadita de aceite en un cazo y picamos media cebolla, una zanahoria y poquito de jengibre fresco (como un dedo) Cuando el aceite esté caliente echamos la cebolla, el jengibre y la mitad de la zanahoria picada. En este caso cuanto mas grande sea la zanahoria y mas dura mejor.

Añadimos el ajo, un poquito de sal para que sude el sofrito, los cominos y las semillas molidas de cilantro (una cucharadita de cada) y cuando la cebolla esté transparente, el pimentón. Ten cerca un vaso con líquido (desde agua a vino de oporto, lo que os apetezca en ese momento) porque si se quema el pimentón tendréis que tirar ya todo. Removemos, incorporamos el liquido, volvemos a remover y apagamos el fuego.

Antes de poner las lentejas a cocer el cazo tendrá que estar frío, si lo hacemos en caliente las lentejas podrán quedar duras.

Echamos las lentejas, cubrimos con agua, que quede como un dedo por encima de la legumbre, tapamos y las ponemos a cocer a fuego lento.

El tiempo de cocción dependerá mucho de la legumbre y generalmente viene en el envase. Oscila entre la media hora y los cuarenta y cinco minutos. Durante ese tiempo vigilaremos el guiso, incorporaremos líquido poco a poco si lo necesitara y el resto de ingredientes. (Recordad lo que os decía antes, si hacemos la lentejas con verdura tendremos que procurar que las verduras no queden muy blandas, demasiado cocidas.)

En primer lugar – cuando queden como quince minutos- incorporaremos el resto de la zanahoria que teníamos picada, de este modo se cocerá pero tendrá ese punto crujiente, luego las espinacas, (si son frescas echaremos todas las hojas que nos quepan porque a los pocos minutos reducirán al perder agua). Cuando las eches tapa enseguida el cazo (sean frescas o congeladas) y así ese agua que desprenda se quedará en nuestro guiso.

Mientras tanto pondremos a cocer un par de huevos de codorniz. De codorniz porque queremos dar un punto diferente (y de paso añadimos proteínas a nuestra receta) pero no añadir un sabor, ni una textura que predomine. Los pelamos y los reservamos.

Cuando estén cocidas, apagamos el fuego, picamos unas hojas de cilantro fresco y las echamos, añadimos los huevos cortados por la mitad, un poquito de jengibre en polvo, removemos, tapamos de nuevo y dejamos reposar.

Los sabores frescos del jengibre y el cilantro fresco contrastan muy bien con la intensidad de la lenteja. Dadles una oportunidad :-

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s