Pollo a la asefétida con okras

Este fin de semana, a parte de los embutidos de legumbres, también ha habido tiempo para dar una vuelta por Lavapies y encontrar productos nuevos.

La asafétida es una especia muy popular en La India  Algunos la llaman “incienso del diablo” (y cosas peores). Su olor y su sabor es muy intenso e indescriptible, es como mezcla de mostaza, vinagre, ajo, cebolla, sin que se parezca a ninguna de ellas pero muy sabrosa.

Imagen

El pollo es uno de los alimentos más agradecidos para hacer pruebas y experimentos, casi todo le va bien, así que los ingredientes para nuestro plato serán:

– Pollo (2 muslos y 2 pechugas)

– Asafétida

– Comino molido

– Semillas de mostaza

– Semillas de cilantro molidas

– Mostaza

– Ajo

– Cebolla

– Leche de coco

– Un puñadito de okras

La okra, también conocido como quimbombó, es una verdura de origen africano, muy suave, rica en fibra y con propiedades balsámicas y protectoras de la mucosa.

Imagen

Ponemos el pollo a macerar con sal, pimienta, asafétida y un poquito de aceite de oliva y lo dejamos en la nevera como un par de horas para que vaya agarrando los sabores.

Pasadas esas 2 horas ponemos un cazo al fuego y ponemos un hilo de aceite (no hace falta mucho porque ya lo lleva el pollo)  y lo salteamos.

Imagen

Cuando ya este dorado lo sacamos, lo reservamos y empezamos con nuestra salsa tipo curry de acompañamiento. Echamos las semillas de mostaza, el comino y las semillas de cilantro. Cuando empiecen a soltar olor de los aceites esenciales, echamos la cebolla picada, una pizca de sal para que “sude” y de paso que vaya desglasando el fondo. 

Cuando la cebolla esté sofrita añadimos una cucharada de mostaza y como un cuarto de cucharada de asafétida. En ese momento el olor de nuestro guiso será muy intenso. Incorporamos de nuevo el pollo, lo removemos para que se mezclen los sabores y echamos la leche de coco.

Cocemos hasta que veamos que la carne de los muslos se empiece a separar del hueso y entonces echamos las okras (yo solo quité el tallo, la punta y las partí a la mitad)

La okra será la que nos diga cuando tenemos que apagar el fuego, tendrá que estar tierna sin llegar a estar blanda, con consistencia, al “dente” vamos. En ese momento podemos apagar y servir

Imagen

El resultado es increíble, intenso, muy sabroso y diferente a cualquier otro plato de pollo. Probadlo, merece la pena aloqueños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s