Aprovechando la carcasa del pollo (1)

¿Quién ha dicho que una vez separadas las pechugas, los muslos, los contramuslos y las alitas ya está todo? Aún nos queda la carcasa.

Siempre podremos hacer un caldo. A mi me gusta trocearla y saltear un poco el pollo (o lo que queda de él) junto con una cebolla para que le de sabor y color al caldo. Una vez que están tostados es cuando echo el agua, el resto de verdura, ya sabes nuestra filosofía (aloque) a-lo-que-tengas-en-ese-momento-en-la-nevera. Un tomate, un puerro, una zanahoria y a cocer hasta que salga todo el sabor. Sanozas, cuelas y ya tienes un caldo estupendo para sopas, arroces, pasta…..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s